“¿Y si hacemos que suceda?:Pidió una cancha de básquet para su barrio, recibió el apoyo de Campazzo y el municipio promete hacerla

Fuente. La Voz – En la ciudad de San Francisco, Mateo Bianchotti, de 11 años, escribió una carta pidiendo por un playón deportivo. Su carta se viralizó y llegó a la mayor estrella del básquet argentino actual.

Mateo Bianchotti tiene 11 años y desde hace uno practica básquet en las infantiles del club El Ceibo, en San Francisco. Por estos días se hizo “famoso” sin quererlo ni saberlo.

En el club tiene tres clases semanales de una hora, aunque, con soltura, afirma que tanto a él como a sus amigos no les alcanza. Por eso, le pidió a su papá que le construya un aro de básquet portátil para usar no solo en el patio de su casa sino también en alguna de las dos plazoletas que tiene cerca, en barrio José Hernández, en la zona norte de San Francisco. Hacer un aro móvil era bastante complicado y su papá César le armó uno fijo.

Pero Mateo no se quedó quieto y pensó en otra solución. Su idea seguía siendo jugar al deporte que más le gusta con sus amigos. Escribió una carta en la computadora que firmó de puño y letra con birome azul y se la entregó en mano al presidente del Centro Vecinal, Héctor Fassetta, solicitándole que haga lo posible para construir una canchita en el barrio.

“Juego al básquet con varios compañeros del cole y del barrio, son tres clases a la semana y una hora cada una. Como recién empiezo es muy poco y quiero practicar más con mis amigos, entonces se me ocurrió hacer una carta y mandarla al centro vecinal a ver si pueden hacer un playón”, contó a La Voz.

Lo que no pensaba el niño, que cursa el sexto grado de la escuela Primera Junta y además lleva la bandera, es que iba a recibir el apoyo de una las estrellas del básquet argentino, Facundo Campazzo, a quien le llegó el escrito vía Twitter y respondió al republicarlo: “Y si hacemos que suceda???”.

Este tuit se multiplicó por el país. Pero despertó en Mateo diversas sensaciones: “Que Campazzo haya leído la carta me dio mucha emoción, me puse muy feliz. No lo vi jugar nunca, pero escuché que es muy bueno”, dijo con honestidad brutal.

Un par de horas después de la viralización de la carta, cuando el tema ya cobraba altura y repercusión, el intendente Damián Bernarte redobló la apuesta y también utilizó la red social del pajarito para responderle a Mateo y a Campazzo, haciendo una invitación al jugador que viene de disputar la última temporada en la NBA, en Estados Unidos.

“¡Hagamos que suceda! Ya estamos trabajando entre todos y no solo vamos a cumplir el sueño de Mateo sino que construiremos dos más en distintos puntos de la ciudad. ¡Te invitamos a que vengas a inaugurarlas!”, escribió el intendente en su cuenta, destinado a Campazzo y a Mateo.

El tuit del intendente Bernarte, respondiendo a Campazzo
El tuit del intendente Bernarte, respondiendo a Campazzo

La historia de la cartita

Con la carta en mano, Mateo aprovechó hace unos días la presencia del vecinalista frente a su casa y no dudó en cruzarse a darle el papel donde transmitía su sencilla idea.

“Vi que estaba en frente de mi casa y me crucé a dársela. Me dijo que era una buena idea e iba a tratar de hacer lo posible para que se pueda hacer una cancha”, señaló Mateo. Y agregó: “Me gustaría que se haga en el espacio verde que tengo al lado de casa o en frente, o hay otra plazoleta a una cuadra, y sino en el predio del centro vecinal”, sugirió citando alternativas.

Para Héctor Fassetta, el dirigente vecinal, fue una “emoción muy grande” recibir el pedido de Mateo y de sus amigos. Y lo de Campazzo, la frutilla del postre.

Mateo, en su casa de San Francisco, con el aro que tiene en el patio. (La Voz)
Mateo, en su casa de San Francisco, con el aro que tiene en el patio. (La Voz)

“Estamos eufóricos, contentos por esta actitud de los chicos que nos compromete a trabajar por esta idea que tuvieron y que hace que salgan de su casa, muchas veces metidos con la Play, y tengan un lugar para disfrutar del día”, dijo Fassetta.

“Nos contaron que siempre juegan en los diferentes espacios verdes, pero como ellos juegan al básquet les encantaría poder contar con unos aros para poder practicar en los ratos libres”, señaló a este diario.

“Cerquita, mejor”

Mateo es hijo de César Bianchotti y Maricel Cattaneo, tiene una hermana melliza y un hermano menor. Además del básquet, también le gusta el ajedrez y la natación.

Según sus padres, siempre les inculcaron a sus hijos el deporte y tenerlos jugando al lado o frente de casa “haría todo más sencillo”.

En ese sentido fue el pequeño basquetbolista, quien no solo pidió el playón sino que sugirió distintos lugares del barrio para que se construya. “Confío en que se haga”, se esperanzó ahora el niño tras tanta repercusión inesperada.

Facundo Campazzo, en la NBA y la Selección Argentina. (@Nuggets)
Facundo Campazzo, en la NBA y la Selección Argentina. (@Nuggets)

La carta

El texto de lo que escibrió Mateo al centro vecinal dice lo siguiente: “Hola, mi nombre es Mateo, tengo 11 años y vivo en el Barrio José Hernández, mi mayor deseo es tener un playón con aros de básquet para jugar con mis compañeros del barrio. Actualmente con ellos jugamos básquet en un club y nos gustaría practicar en los tiempos libres. Tenemos varios espacios libres donde se podría realizar un lugar para jugar básquet, por ejemplo: en las Plazas del barrio o en el Predio del Centro Vecinal. Agradezco su atención por recibir mi propuesta. Mis saludos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.