«Queremos expandir los campamentos del Proyecto Nacional Formativo de básquet femenino al interior del país»

Fuente: Cabb – El 2022 para el femenino arrancó con todo y no se detiene. Las preselecciones tanto U17 como U18 iniciaron la primera concentración del año, un paso clave para lo que viene, con la mente puesta en tres objetivos: el Mundial U17 de Hungría, y el Sudamericano y FIBA Américas para la categoría U18.

Con algunos cambios en la lista inicial por motivos sanitarios y técnicos, y aprovechando también la presencia de varias jóvenes en el seleccionado 3×3, Argentina ya lleva una semana entrenándose en el CeNARD. Días que vienen siendo intensos y muy productivos, con un grupo de jugadoras que tiene en su mayoría una característica importante: la altura.

Hablamos de las jugadoras más altas de esta camada, varias de ellas arriba de los 1.80 metros. Con este grupo se está haciendo mucho foco en el desarrollo individual, la técnica, generación de hábitos y demás cuestiones necesarias. Incluso se están haciendo tareas específicas con estas jóvenes, y sobre esto habló Gregorio Martínez, Head Coach de la Selección.

«Decidimos hacer primero una concentración con todas las jugadoras más altas que tenemos. Lo que queremos es que todas las jugadoras grandes estén juntas y tengan que utilizar un montón de fundamentos que normalmente no usan cuando están las más chicas. La idea es hacer estos primeros 15 días de concentración con ellas y ya el 1° de febrero se van a incorporar 15 jugadoras más y van a salir algunas otras», dijo Martínez.

Además, el entrenador en jefe adelantó que la intención es, a partir de marzo, comenzar con algunos campamentos en diferentes regiones del país para trabajar mucho más de cerca y conocer en mayor profundidad la realidad de cada jugadora, esto ya como parte de la continuidad del proyecto más importante que tiene el básquet femenino de nuestro país: el Proyecto Nacional Formativo. «La idea es que después de marzo podamos ir a diferentes regiones y hacer algunos campamentos en 6-7 provincias, para que todas las chicas del PNF tengan algún contacto directo con la CAB a lo largo del año. Este es uno de los objetivos: que nosotros podamos a las provincias y hacer concentraciones para que tengamos contacto con todas independientemente de las que citamos acá», explicó.

Cabe destacar que las actuales concentraciones que se realizan en el CeNARD con estas jóvenes U17 y U18 nunca podrán superar cierto número de jugadoras por convocatoria, medida preventiva que se tomó por una cuestión de cuidados y a raíz de la situación sanitaria, por lo que el grupo total de 43 preseleccionadas entre ambas categorías se irá alternando.

A fin de mes, luego del 31 de enero, habrá un recambio de jugadoras y entrarán otras. Los entrenamientos continuarán también durante todo febrero, y en marzo ya puntualmente se trabajará con la camada U18 buscando la mejor preparación rumbo al Sudamericano de la categoría (del 4 al 9 de abril), el primer objetivo. Vale recordar que ese Sudamericano será clasificatorio al FIBA Américas U18, que será del 6 al 12 de junio; mientras que la U17 tendrá el Mundial que se celebrará en la ciudad húngara de Debrecen, del 9 al 17 de agosto.

«Hoy estamos llenando de fundamentos y técnica individual a este grupo de chicas altas», comenzó explicando Mariano Marcos, flamante Coordinador de las Selecciones Formativas Femeninas. «Estamos tratando de buscar que las chicas empiecen a familiarizarse más con la pelota y queremos que empiecen a tener estas situaciones, tratar de correrlas de puesto, de que a partir de los errores que puedan cometer ante la falta de las más chiquitas a la hora de jugar puedan mejorar, crecer y emparejarse un poquito más al resto. Que esto haga después que en las competencias internacionales podamos subir la talla, algo que estamos buscando», precisó el entrenador.

«Día a día vamos mejorando la planificación y todo el trabajo que venimos haciendo. Esto no lo podríamos hacer sin la ayuda de todo el cuerpo técnico, conformamos un grupo de trabajo muy abierto en el que todos aportamos. Si bien Gregorio es nuestro head coach y yo estoy como coordinador, en la Selección todos tienen la palabra abierta para hacer las cosas mejor. Acá lo único que buscamos es el crecimiento a diario de cada una de ellas para que en un futuro no muy lejano nuestro país pueda pelear de igual a igual contra el mundo», agregó Marcos al ser consultado sobre esta función en la que debuta pero sabiendo que también desde hace ya varios meses viene trabajando con el CT de la Selección y el PNF.

Julia Fernández, que se entrena para los grandes desafíos que tendrá la U18, habló sobre cómo vienen llevando los entrenamientos. «Estamos entrenando todos los días en doble turno, sabiendo que nos va a tocar un año muy movido. Nos estamos preparando mucho para lo que se viene, contentas y agradecidas por ser parte. Ahora nos estamos conectando dentro de la cancha y eso es muy positivo porque vamos entendiéndonos mejor. Estamos con muchas ganas de que ya sea la hora de salir a jugar», contó la joven interna de 17 años, que ya el año pasado fue parte del plantel que jugó el Mundial U19 con la Selección.

Por su parte, Angelina Giacone, capitana del seleccionado U16 que el año pasado se clasificó al Mundial U17, se refirió justamente a lo que será este gran desafío que tendrá Argentina en el mes de agosto, sin dejar de lado el aprendizaje que está adquiriendo por estos días. «Los entrenamientos están siendo intensos sabiendo que se nos viene un año muy movido por delante. Vamos mejorando día a día, somos un grupo unido y eso suma mucho, disfrutando porque el hecho de estar acá es algo que nos gusta a todas. La planificación apunta a que las altas podamos tener otras funciones dentro de la cancha, llevar más la pelota y con el correr de los entrenamientos vamos aprendiendo y mejorando esas facetas. Todas tenemos el Mundial en la cabeza porque nos costó clasificar, así que estamos preparándonos con todo para eso», explicó la santafesina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.