Francia reabre gimnasios y crea un registro digital para rastrear brotes

  • El próximo 9 de junio, coincidiendo con la reapertura del interior de locales de restauración e instalaciones deportivas, las autoridades francesas pondrán a disposición de estos establecimientos un sistema gratuito de registro digital
  • La herramienta debería permitir detectar con mayor facilidad los focos de contagio y advertir a los clientes de su eventual exposición al coronavirus

Fuente: El Periódico – Los preparativos para la puesta en marcha de la próxima fase del calendario de desescalada toman forma en Francia. Tras la reciente apertura de las terrazas, el próximo 9 de junio, cafés, bares y restaurantes podrán recibir a sus clientes en el interior de sus locales con un aforo del 50%. Bajo la misma premisa, los gimnasios y piscinas también reabrirán sus puertas. Para detectar y controlar eventuales focos de contagio, una nueva herramienta de registro digital será puesta a disposición de todos los comercios y establecimientos afectados. 

El pasado otoño, antes del revés de la segunda ola de coronavirus, siguiendo la popular estrategia basada en «examinar, alertar y proteger», bares y restaurantes exigían a sus clientes rellenar un formulario a la entrada de sus negocios para facilitar el rastreo de casos positivos de covid-19. A la antigua usanza, un folio y un bolígrafo conformaban el útil de registro. 

Alertas naranja y roja

Nueve meses después, las autoridades francesas apuestan por modernizar y agilizar este procedimiento a través de un formulario de registro digital desarrollado por el Instituto Nacional de Investigación en Ciencia y Tecnología Digital y bautizado como TousAntiCovid Signal. Este sistema gratuito dotará a los establecimientos de un código QR que sus clientes deberán escanear con su teléfono móvil, aquellos que no cuenten con un ‘smartphone’ podrán recurrir a la inscripción en papel. En cualquier caso, el registro será obligatorio. 

De darse un caso de contacto sospechoso, la aplicación enviará a los afectados una notificación de color naranja invitándoles a realizarse un test y a vigilar la aparición de posibles síntomas. Cuando se detecte un foco de contagio, la alerta será de color rojo y la consigna será aislarse de manera inmediata y someterse a una prueba de detección. 

Dispositivo más confidencial :

Frente al recelo de clientes y profesionales preocupados por su privacidad, los responsables de la aplicación aseguran que se trata de una opción más confidencial que los registros tradicionales, donde el nombre de los clientes y sus números de teléfono están a la vista de todos. «No hay historial de localización, sino sólo correlaciones realizadas entre los distintos códigos QR, y todos los datos se borran después de 15 días», asegura el secretario de Estado para la Transición Digital, Cédric O, al diario ‘Le Parisien‘. «Cuando se alerta a una persona, no se informa a los usuarios de TousAntiCovid del nombre del lugar donde se produjo el contacto de riesgo ni de la identidad de la persona de contacto (esta información no existe en el servidor)», insisten los responsables del proyecto en un comunicado. 

Ahora solo queda convencer a los franceses de utilizar esta nueva herramienta digital. Según los datos de la Agencia Nacional de Salud Pública, más de 16 millones de usuarios han descargado la aplicación TousAntiCovid, pero, frente a los más de 5,5 millones de franceses que han contraído el coronavirus desde el inicio de la pandemia, solo unos 300.000 utilizaron la plataforma para declarar su contagio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.