Las redes, una valiosa herramienta para los clubes

Fuente: La Gaceta – En estos tiempos de revolución tecnológica, a los quehaceres habituales de muchos clubes deportivos se les ha sumado la tarea del CM, siglas que sirven para abreviar el extenso anglicismo Community Manager. Es términos generales, la función de un CM es gestionar y desarrollar la comunidad online de una persona, marca o institución, pero una definición más simple y ceñida al ámbito deportivo sería “quien maneja las redes sociales de un club”.

En el deporte profesional el CM suele ser un empleado más de la planilla, pero en el amateur se trata de una función por lo general ad-honorem, como casi todas. Sin embargo, eso no implica falta de compromiso: en los clubes con mayor cantidad de socios y jugadores es común que haya una o más personas con la misión específica de manejar y mantener activas las cuentas de redes sociales. Muchos se limitan a Facebook e Instagram (la más popular entre los más jóvenes), pero otros incluyen también a Twitter, destinada a un público más adulto.

Esa tarea, accesoria hasta no hace mucho, cobró una gran relevancia a partir de la pandemia: las redes permitieron sostener el vínculo de comunicación entre los clubes y sus socios durante los momentos más estrictos de la cuarentena, cuando las puertas debieron permanecer cerradas. “Fueron una herramienta fundamental para captar nuevos socios y fidelizar a los que ya teníamos, sobre todo en 2020”, reconoció Marianela Olea, encargada de la comunicación de Los Tarcos.

Si bien ya desde hace bastante tiempo que vienen sirviendo como plataforma para transmitir novedades e información de interés para los socios, en los últimos años las redes se han transformado también en un valioso aliado de los clubes en el reclutamiento de nuevos deportistas. Los medios tradicionales de captación, como el boca a boca o el panfleteo en colegios y barrios, se han visto relegados por las convocatorias abiertas compartidas en “stories” de Instagram y Facebook, o incluso estados de Whatsapp. Es una herramienta muy útil sobre todo para los clubes nuevos o más pequeños, que no tienen renombre o una larga historia que les sirva como carta de presentación. Néstor Vildoza, manager de Liceo (club de rugby y hockey surgido en 2015 y uno de los que mayor importancia le da hoy en Tucumán a la frecuente actualización del contenido de sus redes) reveló que tienen la intención de ampliar su presencia a Tik Tok, la aplicación de videos que explotó durante la cuarentena. Precisamente, en eso consiste el nuevo enfoque: en lugar de esperar a que los chicos vengan, ir a buscarlos adonde están y hablarles en su lenguaje. Los CM que mejores respuesta tienen son los que apuestan por un tono descontracturado, que se aleja de la seriedad institucional. La creatividad e incluso el humor son claves para ganar seguidores. No es solo lo que se dice, sino cómo.

Si bien preocupa la cantidad de tiempo que los chicos (y no tan chicos) pasan por día pendientes de las publicaciones, notificaciones, reacciones e historias en sus redes, también es posible valerse de ellas como herramienta para atraer a más jóvenes al deporte y reforzar el sentido de pertenencia hacia los clubes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.