Un gimnasio de Chacabuco enfrentó la pandemia a puro emprendimiento

Fuente : Mercado Fitness – El gimnasio Free Time, uno de los más importantes de la ciudad de Chacabuco, en provincia de Buenos Aires, inició dos nuevos emprendimientos para tratar de paliar la situación que se originó en 2020 debido a la pandemia de Covid-19. Uno de ellos es la fabricación y venta de accesorios de fitness y el otro, una tienda de alimentos saludables.

“Cuando se originó la situación sanitaria, nuestro principal ingreso era el gimnasio. Somos tres profesores que comenzamos con Free Time hace 27 años y dedicamos casi toda una vida a la industria del fitness. Teníamos ahorros como para vivir dos, tres o cuatro meses, pero no más de eso”, comenta Hugo Rato, uno de los propietarios del gimnasio.

“Al inicio de la pandemia –prosigue- ya había detectado que esto iba a ser complejo y que debíamos hacer otra cosa. Así que empezamos a buscar proveedores para ver si podíamos vender algún tipo de material deportivo o bicicletas, porque todo el mundo comenzó a querer alquilar o comprar, pero no entendíamos para qué lado podíamos encararlo”.

En ese contexto, Rato se encontró con un amigo que se ya estaba dedicado a la venta de este tipo de productos. “Lo llamé y me contó que un nicho que no había sido explotado era el de materiales deportivos como los que hoy actualmente estamos fabricando nosotros, que son pesas rusas y kits de localizada, entre otros elementos”, dice.

“Como todos los inicios de una nueva actividad fue muy turbulento y con mucho estrés. El día uno siempre es muy complejo. Además, ni sabíamos cómo hacer un remito y ni siquiera estábamos inscriptos para venta de productos. Así que nos asociamos con un cliente del gimnasio para comenzar este nuevo proyecto en mayo del año pasado”, agrega Rato.

“Empezamos comprando mercadería para revender y vimos que funcionaba bien, así que le pusimos mucha más energía a este proyecto que por suerte fue creciendo. Parte del staff del gimnasio lo pasamos a este nuevo emprendimiento que seguiremos manteniendo con mi socio Nazareno, mi socia Flavia, mi esposa Karina y mis dos hijos”, cuenta.

Rato reconoce que el esfuerzo que realizaron fue grande, pero “estos emprendimientos nos ayudaron a atravesar la complicada realidad del sector”. En esta línea agrega: “Los meses de incertidumbre fueron muy angustiantes, porque nadie puede sobrevivir sin ingresos”. Pero con la tienda saludable y con 360 Fitness logramos pasar el momento más difícil.

El gimnasio Free Time nació en 1992, tiene 800 metros cuadrados y cuenta con una pileta climatizada, una sala de musculación, un salón con 32 bicicletas, uno de fitness, uno de funcional y uno de pilates. “Básicamente, ese era nuestro gimnasio antes de todo esto, con muchos socios, trabajando bien y bastante tranquilos”, dice Rato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.