Instituto: las obras pendientes en el club y el plan para recuperar el césped del Monumental

Fuente: La Voz – “Había cosas más importantes que las butacas en la cancha”, explicó el presidente Cavagliatto. Y sobre el campo de juego contó: “Estamos en el cambio de resiembra. Se está invirtiendo y la cancha va a volver a estar bien”.

A medida que los hinchas de Instituto ven cómo el equipo se acomoda entre los primeros puestos de la tabla los sueños de todos van creciendo. Es por que más de un socio se anima a pensar en grande, sobre todo teniendo en cuenta que el plantel está al día y las cuentas del club también, un tema no del todo habitual en la Gloria durante las últimas décadas.

Es por eso que desde algún punto el contexto invita a soñar. Y en ese marco algunos hinchas imaginan pronto butacas en el Monumental. Otros quieren una cancha de sintético en La Agustina. Y están también los que piden por un nuevo sistema lumínico para el Monumental.

Claro está, no son cuestiones simples de resolver en un club que recién ahora recuperó una masa societaria importante y en medio de una crisis inflacionaria que afecta a todo un país.

“No me gusta hablar de plazos para las obras porque después te salta algo en el medio y queda como que no lo cumpliste. Hay un gran proyecto y lo estamos llevando a cabo. Pero vos no te podés poner a hacer una pileta si en el living de tu casa no tenés sillones ni piso. Pensamos así y estamos convencidos de eso. Se han recuperado los vestuarios para los árbitros y se están recuperando las canchas. Estamos empezando por donde se debe comenzar. Y después seguramente todos esos proyectos y esas ideas que van ocurriendo van a llegar”, explicó el presidente Juan Manuel Cavagliatto.

En ese sentido, habló en el podcast “Mundo Gloria” y agregó: “Había cosas más importantes que las butacas en la cancha. Como el lugar que le das a un árbitro y los vestuarios. Hubo un plan de obras entre 2016 y 2019 que fue brillante y lo encabezó Daniel Pedraglio con el área de infraestructura. Ahí se creció un montón en el Sandrín y en La Agustina. Se le dio también valorización a la sede con la vereda que hicieron dando toda la vuelta al club. Y si nos metemos en el colegio ni hablar”.

Con los pies sobre la tierra, el presidente del albirrojo remarcó que “cuando construís algo lo tenés que mantener. Hoy Instituto tiene mucha infraestructura que hay que mantener. Y se tienen que ir haciendo cosas. Pero ya dimos un salto de calidad con las últimas obras. Creo que nos transformamos en un club importante a nivel infraestructura. Hoy faltan cosas que se van a ir haciendo. Pero es más importante tener las canchas bien y los vestuarios en condiciones. La butaca va a llegar. Pero primero tenemos que tener solucionadas las cosas del día a día que son claves para que un jugador esté cómodo y sólo se preocupe por jugar y ganar. Ojalá podamos inaugurar algo. Pero antes queremos recuperar a Instituto”.

El césped del estadio de Instituto

Durante los primeros días del año era común escuchar a los hinchas de Instituto orgullosos por el buen estado que lucía el césped del Monumental de Alta Córdoba.

No solo a nivel estético, sino también en cuanto a jugabilidad estaba brillante. Pero en los últimos días decayó y en el partido ante Ferro quedó expuesto su color amarillento. Incluso la pelota no picaba del todo bien.

Es por eso que Cavagliatto le explicó a los hinchas los detalles de esta cuestión: “Al césped lo podríamos haber pintado como hacen todos en Buenos Aires y a la luz de los ojos hubiese estado lindo. Pero sería mentirle a la gente. Y no estoy sentado acá para eso”.

Y agregó: “Te voy a dar la explicación que me dio Ángel, canchero desde hace como 30 años. Y lo que dijo el ingeniero agrónomo. Estamos en el cambio de resiembra. Si ustedes se ponen a ver, todas las canchas argentinas están ahora con esos manchones. Les dije que lo dejen cómo está. Y le cuento al socio que vamos a volver a invertir porque se viene el césped de invierno. La cancha va a volver a estar bien. Se está invirtiendo. Esto es como tu casa, vos no podés tener mal el living si es el lugar que todos ven cuando te visitan”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.